Proteger la salud mental del personal sanitario. 5 líneas de actuación, según la OIT

El personal sanitario ha estado en primera línea durante la crisis sanitaria a nivel mundial provocada por el coronavirus. Estos profesionales han tenido que afrontar un enorme volumen de trabajo, largas jornadas laborales, ausencia de EPIS adecuados que garantizarán su protección lo que implica el miedo al contagio, además de estar expuestos a muchas situaciones traumáticas y toma de decisiones difíciles. En ocasiones, se han visto estigmatizados y discriminados por otros ciudadanos, como por ejemplo vecinos, por el miedo a contraer la enfermedad.
Desde la Organización Internacional del Trabajo, indican 5 líneas de actuación para proteger al personal sanitario:
1. Preservar la salud del personal sanitario: facilitando EPIS adecuados y con garantías, así como formación e información sobre métodos seguros de trabajo.
2. Proteger la salud mental: “La respuesta debe prever, entre otras cosas, la prestación de asistencia social a los equipos, las familias y los allegados, además de información y orientaciones para los trabajadores de salud sobre cómo gestionar el estrés, y de asesoramiento y orientaciones para el estrés postraumático.”
3. Vigilar las horas de trabajo: para facilitar la conciliación de la vida personal y laboral.
4. Proteger a quienes tienen un contrato de corta duración y a los voluntarios: “Los gobiernos deberían celebrar consultas con los interlocutores sociales sobre la supervisión y regulación de esas contrataciones especiales, según procediera. Se han de tener en cuenta no solo la seguridad y salud en el trabajo, sino también otras condiciones contractuales, como la protección social, la remuneración, los periodos de descanso y las disposiciones con respecto a las horas de trabajo.”
5. Contratar y formar a más personal de salud

Fuente: https://www.ilo.org/global/about-the-ilo/newsroom/news/WCMS_740405/lang-...