Llamamiento mundial a la acción para una recuperación centrada en las personas de la crisis causada por la COVID-19

Tanto el impacto de la COVID-19 como los rápidos cambios que se están produciendo en el mundo del trabajo, fueron discutidos en el segmento de junio de la primera Conferencia Internacional del Trabajo virtual de la OIT.

Se adoptó por unanimidad un Llamamiento Mundial a la Acción en el que se esbozan medidas para crear una recuperación de la pandemia centrada en las personas, incluyendo a la clase trabajadora. Este Llamamiento compromete a los países a garantizar que su recuperación económica y social de la crisis sea "totalmente inclusiva, sostenible y resiliente".

Este Llamamiento incluye la protección a los trabajadores mediante su protección adecuada, respetando los principios y derechos fundamentales en el trabajo; un salario mínimo adecuado, establecido límites máximos al tiempo de trabajo, y la seguridad y salud en el trabajo, teniendo en cuenta en particular los desafíos que plantea la pandemia de COVID-19.

También indica que prever que los trabajadores con mayor riesgo de estar expuestos a la COVID-19 y de sufrir consecuencias negativas para su salud, tales como los trabajadores del sector de la salud y todos los demás trabajadores de primera línea, tengan acceso a vacunas, equipos de protección personal, formación, pruebas de detección y apoyo psicosocial, y disfruten de una remuneración y una protección en el trabajo adecuadas, en particular contra una carga excesiva de trabajo.

El segundo segmento de la Conferencia tendrá lugar del 25 de noviembre al 11 de diciembre de este año, con un orden del día que incluye debates temáticos sobre las desigualdades y el mundo del trabajo, así como sobre las competencias y el aprendizaje permanente.

Fuente: https://www.ilo.org/ilc/ILCSessions/109/news/WCMS_805025/lang--es/index.htm