El Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo publica el Estudio: El efecto sobre la salud de los riesgos psicosociales en el trabajo: una visión general.

Según recoge el Informe, tanto el entorno como la naturaleza del trabajo tienen una influencia importante en la salud. Recientemente se han producido cambios en el mundo laboral relacionados con la organización y gestión del trabajo, lo que ha provocado la aparición de riesgos emergentes y nuevos retos en el ámbito de la salud y la seguridad laboral. Los riesgos psicosociales en el lugar de trabajo se han identificado como riesgos emergentes. Tanto el estrés relacionado con el trabajo como la violencia en el lugar de trabajo, que han sido reconocidos ampliamente como retos importantes para la salud y la seguridad laboral (EU-OSHA, 2007).

El Informe se centra en el estrés y los efectos sobre la salud provocados por la expo-sición a riesgos psicosociales. En él se menciona que no se dispone de información a nivel internacio¬nal sobre la prevalencia de exposiciones concretas a riesgos psicosociales, pero se pueden realizar estimaciones a partir de los datos de vigilancia nacional e internacional para controlar dichos riesgos psicosociales. En el Informe se establece la base sobre la que se podrá estimar la exposición a este tipo de riesgos.

Para elaborar el Informe buscaron estudios que evaluaran el efecto de los riesgos psicosociales sobre la salud. Además, se identificaron varios análisis y estudios que proporcionaban evidencias que apoyaban el enfoque seleccionado.

La revisión evaluó dos ámbitos de efectos sobre la salud: la salud psi¬cológica y social (síndrome de estar quemado, depresión y otros trastornos mentales comunes, así como salud social y conductual) y la salud física (trastornos musculoes¬queléticos, enfermedades cardiovasculares, síndrome metabólico y diabetes).

Según los resultados obtenidos, existen evidencias científicas que indican la existencia de una relación entre riesgos psicosociales y las consecuencias sobre la salud física, mental y social de las personas. Varios estudios longitudi¬nales y análisis sistemáticos han demostrado que el estrés en el trabajo está vinculado con enfermedad cardíaca, depresión y trastornos musculoesqueléticos; en este sentido existen evidencias determinantes de que altas exigencias en el trabajo, poco control y desequilibrio esfuerzo-recompensa son factores de riesgo que generan problemas de salud física y mental, y que ello conlleva una mayor presión sobre el gasto público para responder a unos mayores costes de sanidad.

Técnicamente las organizaciones deben estar preparadas para el cambio. Pudiéndose idear varias estrategias, con las que crear un plan integral para evitar y/o gestionar los riesgos psicosociales teniendo en cuenta el contexto más general (situación económica, cultura, relaciones industriales, mercado laboral, etc.) en el que operan las organizaciones.

Los responsables políticos deben continuar trabajando para extrapolar el impacto de los riesgos psicosociales sobre dis¬tintos efectos en la salud. Los empresarios tienen que continuar esforzándose en resolver estos nuevos retos, mejorando así la salud de los trabajadores de todo el mundo.

Disponible en: https://www.insst.es/documents/94886/538970/El+efecto+sobre+la+salud+de+...ón+general.pdf/7b79def3-88be-4653-8b0e-7518ef66f518